“Una sociedad dominada, confusa y desprovista de sentido colectivo propende a destruirse a sí misma dejando su estela de miserias. Una sociedad libre de temor y de obediencia debida a todo de despotismo reinante, forja una ciudadanía constructiva que decide y conduce su propio destino,…sin necesidad de mantener a representantes de vaudeville”....