“Pan y circo”, la frase de élite que finiquita si nada se hace en contra de la propia voluntad, conciencia y bienestar. Sin consentimiento de parte desaparecen los condicionamientos que hoy pesan sobre la humanidad; ésta nació soberana, libre y pensante y continuará así mientras sus integrantes lo deseen, pues ellos siempre tienen el albedrío natural que le dio el génesis de la vida hasta el final de los tiempos.  Si bien es cierto que la libertad es la facultad y el derecho de la gente de actuar y la esclavitud es un régimen social y económico cimentado en el abuso de las personas, también resulta verdadero que la ciudadanía global, merced a sus sentimientos de comprensión, afecto y solidaridad hacia la gente es responsable de determinar cuál de los dos sustantivos precedentes favorece a la humanidad en este Planeta. ¡Qué el año 2021 sea el sendero de luz...