Un legado sustantivo le han dejado a la humanidad las mujeres y los hombres que, sin pedir nada a cambio, en su tiempo han sabido honrar a la sociedad y a las naciones trazando líneas de pensamiento sensatas en aras de un mundo más equitativo, justo, pacífico y evolucionado. De vez en cuando, recorriendo la historia universal, uno encuentra personas de talla prodigiosa; sus teorías, métodos, sugerencias y enseñanzas son un verdadero tesoro global que la gente debería conocer y aprovechar mejor en pos del bienestar general, porque a la vista están los resultados magros obtenidos por una sociedad cuando ésta carece de consignas sabias, generalmente producto de los cambios introducidos en éstas por sus líderes, cuando pretenden obtener en la práctica política o social réditos fuera de regla para sí o para el partido al que pertenecen. Después de muchos siglos de prosa expresada de ciencia cierta en...