Dudar es uno de los principios básicos para la independencia humana; la práctica de este verbo es saludable y le concede a las personas alcanzar la vía de escape de los condicionamientos que, recurrentemente, les son impuestos por los factores de poder mediante los medios de difusion coludidos en esta trama; insolentes mensajeros, estos últimos, que atemorizan a la ciudadanía tratando de someterla según sus propios intereses corporativos, al aplicar campañas propagandísticas Goebbelianas.  La responsabilidad y el compromiso que la gente en general tiene sobre las conveniencias colectivas la invitan a observar e investigar toda aquella información que el poder de turno solapadamente le impone merced a sus agentes mediáticos. La insumisión intelectual permite a la sociedad en su conjunto descubrir aquellas ideas o rutinas dogmáticas que le ponen grilletes a sus libertades, y su emancipación final de los poderes corruptos que le han arrebatado sus derechos naturales desde...