Ni la vida ni el mundo que nos rodea son los causantes de nuestra situación actual, la suma de nuestros sentimientos, actos y comportamientos ha sido la que nos trajo alegrías o angustias hasta el presente. Tanto nuestros éxitos como nuestros fracasos forman parte de la mochila de nuestra experiencia, y es justamente en ella y en nuestras manifestaciones internas en las que deberíamos basarnos para abordar un propósito de vida saludable....