La frase “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo” –atribuida a Arquímedes de Siracusa (287-212 a. C.)- conserva la síntesis de la utilidad que tiene el mecanismo de la palanca y le revela al mundo, de manera sencilla, el alto potencial que guarda la obra que este científico le dejó a la Humanidad en la Antigüedad clásica. Herencia que, en esta ocasión, aprovecharé para manifestar las consecuencias que conlleva el comportamiento viciado de determinados individuos al momento de tener que elegir alternativas de buen cambio, una licencia de obrar que perjudica al bien colectivo privándole a los demás la posibilidad de mejorar la sociedad que los liga. Los diferentes ámbitos -político, social, militar, religioso, corporativo, etc.- donde la gente participa normalmente, sustentan un determinado orden funcional, dos cuerpos bien definidos: los que conducen y los conducidos, y un sistema o régimen: reglas de juego que permiten el...