Cuando apruebas una autoridad sobre ti, legitimas la esclavitud. Ningún ser humano o grupo de ellos tienen la potestad de avasallar tus derechos inalienables. Si te sientes homo vivo defiende tus privilegios universales, si te sientes esclavo consiéntele legitimidad a la “autoridad” que has elegido para que dirija los destinos de tu propia vida; sin embargo, quizá convendría que, antes de decidirte, probaras hacer de la Verdad tu autoridad-guía.

Oscar


Compartir...Email this to someone
email

© (noviembre 25, 2021) Derechos reservados. Prohibida su reproducción para cualquier finalidad y/o su comercialización sin autorización previa del autor.