“Mientras haya primates alocados en este planeta sus acciones terroristas, violatorias de los derechos humanos, serán parte de la historia. Las necesidades primarias de la ciudadanía son inversamente proporcionales a los retrasos burocráticos de aquellos organismos internacionales que pretenden erradicar tales hechos desagradables dictando resoluciones fuera de tiempo, mientras sus funcionarios, buscando un tenor político adecuado, recorren el calendario visitando sitios paradisíacos …manteniéndose físicamente distanciados del escenario real.

El hambre, la incertidumbre y la muerte, una vez arribadas son agonía permanente en la población; quienes la padecen carecen del tiempo ilimitado que algunos tecnócratas utilizan para pronunciarse adecuadamente, funcionarios que hasta quizás han olvidado que la evolución en la especie animal no pasa por imponerle normas a determinado tirano de turno sino en lograr un desarrollo natural continuo y gradual en el hombre, un proceso lento cuya superación dependerá de qué tanto -tal o cual primatis originario-, desprendiéndose de su narcisismo radical, sepa aprovechar el paso de su tiempo sobre este mundo para adaptarse al medio que lo circunda”.

Oscar


Compartir...Email this to someone
email

© Publicado en Punta del Este. Uruguay (junio 28, 2017) Derechos reservados. Prohibida su reproducción para cualquier finalidad y/o su comercialización sin autorización previa del autor.