“Para despabilar la perspicacia conviene afinar los sentidos, un ejercicio práctico al que el mar puede ayudar cuando la obra de sus olas acerca a la playa paz o tempestad, pues saber distinguir a tiempo su objetivo final forja la diferencia entre la desazón y el bienestar, un albur de doble sentido que persistirá mientras la dimensión que se transite tenga carácter dual”.

Oscar


Compartir...Email this to someone
email

© Publicado en Zapopan, Jalisco. México (noviembre 15, 2017) Derechos reservados. Prohibida su reproducción para cualquier finalidad y/o su comercialización sin autorización previa del autor.