Coexistir en la sociedad global es un arte que pocas personas suelen practicar, la convivencia entre los seres humanos es compleja y aficionada al contrapunto; el hombre rara vez construye a favor del bienestar colectivo, el ego y la codicia sesgan su inclinación fraternal. 

La vida es terrible y la gente se procura mutuamente hechos espantosos; debemos aceptarlo sí deseamos evolucionar. Observar la historia es esencial para comprender nuestra relación con los demás, ella conserva nuestras propias sombras. 

Si alguna vez la mayoría humana decidiese convivir con humildad y amor en aras del bienestar general, su grandeza sería inmensa…y sus integrantes entonces sí podrían auto considerarse factótum de la humanidad, un sustantivo notable que generalmente se emplea más por hábito que por su simetría con la realidad; la ausencia en los seres humanos de benevolencia y solidaridad hacia sus semejantes, hoy es moneda corriente en la calles, tanto sea en las de aquí…como en las de cualquier otra ciudad.

Oscar


Compartir...Email this to someone
email

© (mayo 2, 2019) Derechos reservados. Prohibida su reproducción para cualquier finalidad y/o su comercialización sin autorización previa del autor.